La tormenta tropical Eta perdió fuerza en las últimas horas y se aleja del suroeste de Florida, aunque no se descarta que vuelva a impactar ese estado a finales de esta semana, según el boletín más reciente del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) .

El fenómeno meteorológico alcanzó este domingo por la noche el extremo sur de Florida, donde dejó inundaciones repentinas en los Cayos, así como los condados de Miami-Dade y Broward.

Sus vientos perdieron intensidad hasta 50 millas por hora (85 kilómetros por hora) y a su contacto con el aire seco ya en las aguas abiertas del Golfo de México el sistema se desorganizó aunque puede ganar fuerza a medida que se desplaza hacia el noreste pero se descarta que vuelva a convertirse en huracán, según el NHC.

La última trayectoria que pronostican los meteorólogos apunta a que puede volver a impactar a Florida a finales de esta semana. 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *